San Isidro 2018: verbena, chulapos y encuestas

GENTE DE HOY-. 15 de mayo. Madrid celebra su fiesta más castiza, San Isidro. Un día de asueto en el que disfrutar de los conciertos, pasacalles y la verbena en honor al patrón de la capital. Pero la clase política no descansa, y menos en año preelectoral y con sondeos ofreciendo la posibilidad de que haya un cambio de gobierno en el Palacio de Cibeles.

Según sendas encuestas publicadas por los diarios El País y El Mundo, Ciudadanos podría arrebatar el bastón de mando a la coalición de Ahora Madrid –que quedaría en segunda posición- gracias a un pacto con el Partido Popular.

El día grande de Madrid se convirtió en una jornada maratoniana que comenzó con un acto institucional para hacer entrega de las medallas de oro de la ciudad y acabó con los políticos haciendo el ‘paseíllo’ por una pradera rebosante de gente y comiendo las típicas rosquillas, ‘tontas’ y ‘listas’.

Hasta el madrileño parque del Retiro llegaron a primera hora las máximas autoridades municipales para el acto de entrega de las medallas de oro de Madrid. Imaginamos que con los datos de los sondeos barruntando en su cabeza. Antes de entrar al acto, la líder naranja Begoña Villacís, muy reforzada por los datos publicados, comentó que los sondeos “hay que tomarlos con prudencia” y al mismo tiempo confesaba “que les hace mucha ilusión y seguirán trabajando para lograr su sueño”, alzarse con la Alcaldía.

 

El acto tuvo lugar en el incomparable marco que ofrecen los jardines de Cecilio Rodríguez (pavos reales incluidos). Ya dentro, el front row lo ocupó la anfitriona, Manuela Carmena, junto al presidente del Gobierno autonómico en funciones, Ángel Garrido, acompañados de ediles, consejeros y galardonadas.

Carmena hizo entrega de la máxima distinción de la ciudad, las medallas de oro de Madrid, este año dirigidas a mujeres. “No podemos permitir que en partes del mundo se haga un secuestro del talento femenino, que se olviden de las voces femeninas. Tenemos que hacer todo lo que está en nuestras manos para garantizar la visualización de las mujeres”, destacó la alcaldesa.

Los honores fueron para las integrantes del Equipo Absoluto Femenino de Hockey Hierba del Club de Campo Villa de Madrid; la actriz Concha Velasco; la activista en pro de los derechos de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales, Boti García Rodrigo, y a la doctora en ingeniería robótica Elena García Armada.

 

La pradera: Rosquillas, chulapos y fiebre naranja

Tras el acto institucional, todos, políticos y periodistas, nos fuimos hasta la pradera de San Isidro, en el castizo barrio de Carabanchel.

Allí desembarcó con fuerza Ciudadanos con su líder nacional (único que se dejó caer por allí) Albert Rivera, acompañando a sus líderes locales. Entre besos, fotos y entrevistas a los medios, Rivera y los suyos se dieron un baño de masas. “El futuro pinta naranja, pinta cambio. Un Madrid para todos los madrileños”, aseguró el presidente de Ciudadanos.

Tampoco desaprovechó la ocasión para lanzar su advertencia al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con quien se reunirá el próximo jueves en el Palacio de La Moncloa para tratar sobre la situación política en Cataluña. “Iremos a proponer soluciones y no a decir cosas obvias”, apuntó.

 

En el caso de Podemos, Íñigo Errejón llegó hasta el paseo del Santo acompañado de la diputada Tania Sánchez, hasta ayer su número dos en la lista de consenso a la candidatura de la Comunidad de Madrid. Sustituida por las bases de Podemos, que votaron en primarias por Clara Serra, la propia Sánchez -vestida de chulapa- le quitó hierro al asunto asegurando que “es un avance increíble en feminismo”.

Errejón no desaprovechó su visita para –como ya hizo el año pasado- encomendar al santo labrador que le dé fuerzas a Manuela Carmena para “seguir transformando Madrid y haciendo una ciudad más abierta, social, acogedora y orgullosa”.

Por su parte, la primera edil apareció en la pradera para asistir a la misa en honor al santo patrón. Casi dos horas bajo el sol aguantó Manuela Carmena junto a tres de sus concejales de Gobierno: Marta Higueras, Javier Barbero y Nacho Murgui. Preguntada tras la eucaristía, la alcaldesa continúa manteniendo en secreto su futuro como candidata a la alcaldía. “No me gusta hablar de elecciones”, aseguró. Dijo estar dedicada a la gestión y lo dirá “cuando sea conveniente”.

 

Las aguas bajan movidas en el Partido Popular madrileño. Y eso se notó hoy. Ningún representante del PP madrileño -más allá de los cargos institucionales-  se dejaron ver.  Ángel Garrido, presidente en funciones de la Comunidad de Madrid, se enfrenta esta semana a su sesión de investidura.  Se estrenó hoy visitando la pradera de San Isidro en uno de sus momentos políticos más importantes tras la dimisión de Cristina Cifuentes. Las encuestas avecinan un gran desplome del Partido Popular. “Los sondeos no son favorables”, confirmó Garrido. Aunque también aseguró “que se lo esperaban”.

 

Los conservadores siguen sin confirmar sus candidaturas al Ayuntamiento y a la Comunidad de Madrid mientras las encuestas les otorgan una tercera posición en el consistorio y tan solo les reserva un papel –llegado el caso- de pacto con Ciudadanos.

Garrido desveló que le pidió al santo que a “su gran amiga” Cristina Cifuentes “le vaya todo bien”. La expresidenta madrileña ha pasado de bailar el chotis en la pradera a felicitar San Isidro a los madrileños desde Twitter.

Los socialistas tampoco tienen aún candidatos claros al Ayuntamiento de Madrid. Según confirmó hoy el líder del PSOE madrileño José Manuel Franco, elegirán su candidatura “en primarias” el próximo otoño.

Aunque las encuestas otorgan al PSOE un mal resultado en la ciudad de Madrid -se mantendrían como cuarta fuerza política- la portavoz municipal Puri Causapié aseguró que el PSOE lo afronta “trabajando” y advirtió que a algunos “les va mejor en las encuestas que en las urnas”, en referencia a Ciudadanos. En el caso de la Comunidad sí está claro que el actual portavoz, Ángel Gabilondo, repetirá como cabeza de lista.

Finalizó San Isidro 2018. Algunos de los que han estado volverán el año que viene como candidatos. Otros, vistas las encuestas, tendrán que encomendar al santo su futuro.

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.