El Gobierno de Pedro Sánchez comienza su andadura levantando el control financiero sobre Cataluña

GENTE DE HOY-.  El nuevo Ejecutivo de Pedro Sánchez comienza a dar sus primeros pasos.

Hoy, tan solo una semana después de que fuera elegido presidente del Gobierno por el Congreso de los Diputados, Pedro Sánchez reunió a sus ministras y ministros en su primer Consejo de Gobierno.

La nueva portavoz del Ejecutivo y ministra de Educación, Isabel Celaá, se estrenó este viernes ante los medios de comunicación en la primera rueda de prensa tras la reunión para dar cuenta de las decisiones adoptadas.

Celaá anunció que, además de los nombramientos de los altos cargos de los ministerios, el Gobierno decidió levantar el control previo de las cuentas al Govern de la Generalitat de Cataluña, presido por Quim Torra.  Este “gesto de normalidad” se trata de ordenar a las entidades financieras que procedan a dar crédito al Ejecutivo catalán sin la necesidad de pasar por el visto bueno previo de Hacienda. El Gobierno de Torra podrá ordenar y recibir transferencias pero, deberá seguir enviado un informe semanal sobre todos sus gastos al Ministerio de Hacienda.

Tal y como anunció en un comunicado la Presidencia del Gobierno, la desactivación de la información previa de las entidades bancarias, es uno de los últimos pasos del mecanismo que se activó tras la constitución de un Govern legitimo en Cataluña y, por lo tanto, del levantamiento automático del artículo 155.

La medida, que hoy se revoca parcialmente, la tomó el exministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en la Orden Ministerial del 15 de septiembre de 2017, obligaba a los bancos a informar previamente al Ejecutivo central de todos los pagos que efectuaran a la Generalitat de Cataluña –acusada de desviar fondos públicos para financiar actos de apoyo al procés independentista- para ejercer un control y seguimiento de esos fondos. No obstante, el Gobierno de Sánchez seguirá ejerciendo un control sobre el gasto de la Generalitat, como a todas las comunidades adheridas al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA).

Esta orden ministerial, que ahora se levanta parcialmente, es anterior a la aplicación del artículo 155 de la Constitución que aplicó el Gobierno de Mariano Rajoy con el consenso del secretario general del PSOE, y ahora presidente, Pedro Sánchez.

Según declaró Celaá, este guiño de Sánchez a Torra, “se trata de un gesto de confianza política. Nos ha parecido que era una medida de normalización”, precisó ante los medios, para aclarar que esta medida no significa que el Gobierno no vaya a estar informado de las eventuales partidas que pudieran dirigirse a cuestiones catalanas. “Actuaremos con la Constitución en una mano y el dialogo en la otra”, destacó Celaá.

Preguntada por los periodistas, la portavoz del Gobierno no aclaró en qué fecha está previsto que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se reúna con el president de la Generalitat, Quim Torra, pero parece que podría celebrarse antes del verano.

También precisó que la nueva ministra de Administración Territorial, Meritxell Batet, será la encargada de anunciar próximamente qué medidas se están estudiando para trabajar hacia la “normalización de las relaciones”, como anunció Pedro Sánchez en su discurso durante la moción de censura hace una semana.

Isabel Celaá también transmitió este viernes que el nuevo Gobierno tiene “plena legitimidad” para agotar la legislatura hasta 2020 y subrayó la “rapidez, sobriedad y serenidad” con la que se ha puesto en marcha tan solo ochos días después de la moción de censura. “Ciertamente el Gobierno tiene que ser capaz de ir tomando el pulso a España y eso será cuestión exclusiva, la elección del tiempo, del presidente”, destacó la ministra de Educación y Portavoz.

Sánchez pide a sus ministros medidas “ágiles” y “certeras”

Las 11 mujeres y 6 hombres que componen el nuevo Consejo de Ministros se han encontrado con una carta del presidente del Gobierno hoy sobre la mesa de reunión.

Como si de una hoja de ruta se tratara, en la misiva, Sánchez solicita a su Ejecutivo que actúen con propuestas “adecuadas, ágiles y certeras a las que debemos dedicarnos con humildad, ejemplaridad y determinación”.

También les pide que se ciñan a “la estabilidad económica y presupuestaria” para que España cumpla con la Unión Europea, y les anima a la negociación con “el conjunto de la Cámara sin exclusiones” y que hablen con todos los grupos parlamentarios.

Antes de despedirse, Sánchez, reclama que estén “a la altura de la ciudadanía” y despide la carta a sus ministras y ministros con “un abrazo” y su firma.

Consulta aquí la carta de Pedro Sánchez a sus ministros 

FOTO: PALACIO DE LA MONCLOA

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.