Primera crisis en el Gobierno de Sánchez: Màxim Huerta dimite como ministro de Cultura

GENTE DE HOY-. Menos de una semana ha permanecido en el cargo de ministro de Cultura y Deporte el presentador Màxim Huerta. Una información adelantada hoy por El Confidencial en la que se asegura que fue condenado por defraudar 218.322 euros con una sociedad pantalla montada en 2006, le ha obligado a dimitir esta misma tarde.

“Llegué ilusionado. Mirando al futuro. Pero hoy, pensando en la cultura y en la transparencia,  sabiendo que soy inocente, me retiro porque amo la cultura”,on estas palabras, el periodista valenciano anunció esta tarde su dimisión en la sede del Ministerio. Huerta añadió que dimite para que no se quiebre el proyecto de “regeneración de Sánchez”.

Por la mañana, en declaraciones a Onda Cero, el ya exministro, se defendía. “Quiero ser claro. Está aclarado, está regularizado y al corriente. No defraudé, es un cambio de criterio fiscal”, con estas palabras explicó la información que publica El Confidencial y que asegura que defraudó casi 300.000 euros con una sociedad pantalla durante tres ejercicios fiscales seguidos, del 2006 al 2008. “Vamos a seguir trabajando”, aseguró tras afirmar que al presidente le había confirmado que tenía sus “obligaciones tributarias al corriente”.

Pero durante el día se sucedieron las declaraciones de todos los grupos de la oposición, incluidos los partidos que apoyaron a Pedro Sánchez en su moción de censura contra Mariano Rajoy, pidiendo la marcha de Huerta. Además, unas declaraciones de 2015  del presidente del Gobierno en las que declaraba que sería implacable con alguien de su Ejecutiva que constituyera una sociedad para pagar menos impuestos, precipitaron los acontecimientos hasta la dimisión del ministro, anunciada a las 19 horas de este miércoles.

 

Pese al apoyo manifestado esta misma mañana por el Palacio de La Moncloa, el discurso y la imagen regeneradora del nuevo Gobierno presidido por Sánchez, aupado al poder gracias a una anunciada refundación moral contra la corrupción del PP, complicaba la permanencia en el cargo del famoso presentador, que llegó al ministerio el jueves pasado tras prometer su cargo ante el Rey.

Pedro Sánchez se guardó el anuncio de que Màxim Huerta ocuparía el cargo de ministro de Cultura y Deporte para anunciarla él mismo la tarde del pasado miércoles. Tras unos días frenéticos de bailes de nombres, el presidente del Gobierno se aseguró de que no se filtrara el nombramiento del periodista y escritor valenciano. Era un nombramiento estrella. El anuncio sorprendió a propios y ajenos. No tardaban en comenzar las críticas por redes sociales y por parte de la oposición.

El escritor valenciano parecía llegar tras un descarte de nombres y en menos de una semana, le sustituirá José Guirao, un técnico cultural, ex director del museo Reina Sofía.

Màxim Huerta comenzó este miércoles defendiéndose como ministro de unos hechos que había cometido hace 10 años, cuando “era Màxim Huerta”.  Hoy, acaba el día volviendo a ser solo el ciudadano Huerta.

 

foto: EP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.