Harry, el Príncipe “Invictus”

GENTE DE HOY – Aquel niño pelirrojo, cabizbajo y triste que acompañaba el féretro de su madre por las calles de Londres se ha convertido en un “príncipe azul” comprometido con los heridos de guerra tras convivir con ellos en Afganistán en la primera línea de fuego. En esa evolución de niño a adulto no todos los capítulos han sido de cuento: alcohol, drogas, fotos con chicas desnudas, fiestas de disfraces fuera de lugar, altercados con paparazzi y comentarios racistas han acompañado al nieto favorito de la reina Isabel II durante años.

Los tabloides británicos tenían con su Alteza Real el Princie Enrique lo que necesitaban, el chico díscolo de la realeza al que parecía que todo le daba igual hasta que se alistó al ejército y llegó su “conversión”.

En febrero de 2007 ell Ministerio británico de Defensa anunció que el príncipe Enrique se desplegaría con su regimiento en la línea del frente en Irak,. El Príncipe Enrique había declarado que “abandonaría el ejército si se le ordenara permanecer en la seguridad de la retaguardia mientras su regimiento servía en la guerra. No hay manera de que vaya a someterme a Sandhurst si luego me llevan a casa mientras mis chicos están fuera luchando por su país.” Pero al final el príncipe Enrique no servió en Irak, esta vez, por ser un “objetivo” de alto valor. Los soldados británicos desplegados en la zona lucieron camisetas con la frase “Yo soy Harry”, en apoyo al soldado de Gales.

Pero Enrique si estuvo en la primera línea en Afganistá, acudió a la llamada de los Estados Unidos, desplegando ataques aéreos con la Fuerza Aérea, ayudando a las tropas a repeler un ataque de los talibanes, y realizó patrullas sobre la zona. También sirvió en Helmand y regresó a Afganistán para un despliegue de 20 semanas con la Army Air Corps.

De su paso por el frente, de su relación con los soldados y sus familias nació su sueño: los Invictus Games, unos juegos juegos deportivos que aunara a veteranos de guerra lesionados con figuras del deporte mundial y representantes del mundo del entretenimiento y de la política. Con su labor pretende ayudar a los militares que ya no pueden trabajar por sus heridas y hacerlo mediante la rehabilitación y la recuperación.

Los primeros Juegos Invictus se hicieron realidad en marzo de 2014 en Londres en el Parque Olímpico de la Reina Elizabeth a los que que asistieron exsoldados de ejércitos de 13 países. “Creo que mi madre estaría increíblemente orgullosa,. Espero que esté sentada allí arriba teniendo su propia fiesta y mirando abajo, pensando en lo que hemos logrado, porque esto es un gran esfuerzo de equipo. Lo que hemos conseguido es absolutamente brillante” fueron sus palabras durante la inauguración de la segunda edición de los Juegos Invictus.

Los segundos juegos empezaron el 8 de mayo de 2016 en el ESPN Wide World of Sports Complex en Walt Disney World de Orlando en Estados Unidos.

Barak Obama y la reina Isabel II ayudaron a hacer un vídeo promocional de la edición de 2016.

https://www.youtube.com/watch?v=hmXp5nrGSwQ

Los juegos de 2017 tuvieron lugar en septiembre, en Toronto, Canadá. Allí, la pareja real decidió hacer oficial su relación. Harry y Meghan aparecieron muy cariñosos presenciando los juegos en en compañía de la madre de la novia, Doria Ragland.

La próxima edición de los Juegos Invictus se celebrará del 20 al 27 de octubre de este año en Sydney con la participación de 600 militares de 16 países.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.