Halloween, el peligro también está en casa

ACADEMIA DE PADRES.- Más de una semana preparando disfraces, viendo tutoriales para hacer un maquillaje terrorífico y lo que de verdad da miedo es el último estudio realizado por el comparador de seguros Acierto.com que concluye que hasta el 54% de los accidentes que sufren los niños menores de cinco años ocurren en casa y si además vamos a hacer una fiesta en esta fecha tan señalada, es todo más propicio para que pasemos una noche de miedo real.

Pero, siempre podemos seguir los siguientes consejos para disfrutar de Halloween con nuestros ‘pequeños monstruítos’, como siempre, siguiendo unas recomendaciones:

Hay que tener en cuenta el número de niños que vengan a disfrutar de la fiesta y supervisar en todo momento los juegos, de hecho, es preferible que ellos mismos realicen la decoración a que seamos los padres quienes nos dejemos los ahorros en adornos que puedan resultar un peligro para los pequeños de la casa.

Por eso, antes de que se nos llene la casa de zombies, brujas y demás personajes del más allá, debemos revisar enchufes, esquinas, productos de limpieza y demás que nos puedan dar el mayor susto de la noche.

¡Ojo! con la comida: en estos casos siempre es mejor pecar de defecto que de exceso y así evitaremos los temidos dolores de estómago y empachos. Pero además y como siempre, habrá que evitar alimentos que puedan provocar atragantamientos, así como envases peligrosos.

Por supuesto nada de velas y de oscuridad excesiva, no olvidemos que si nuestros protagonistas son pequeños, podemos tener una noche “movidita” debido a las pesadillas. Es una fiesta de miedo, pero siempre divertida. Así que mejor crear ambiente con leds o linternas.

Y por supuesto, disfraces y maquillaje, siempre es aplicable la lógica: disfraces que cumplan la normativa de la UE, que no les queden grandes para que no se lo pisen, sin elementos pequeños que se puedan tragar. Y el maquillaje siempre hipoalergénico y habiendo hecho una prueba unos días antes para evitar males mayores.

Con esto, a disfrutar de la noche y a repetir, cuantas más veces mejor, eso de “¿truco o trato?”.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.